Anotar el resumen del curso

La posibilidad que tenemos los seres humanos de comunicar lo que somos, pensamos y sentimos, vuelve a la comunicación el privilegio de la especie humana, nuestro don más grande. Lamentablemente no siempre cumplimos con precisión los requisitos para crear espacios de auténtica comunicación. ¿Cómo saber si nuestra comunicación es adecuada?

Respuesta = Nuestra personalidad va adquiriendo mayor seguridad y confianza en la medida en que nos relacionamos con todo tipo de personas. La buena comunicación evita que llevemos “cuentas pendientes” con los demás, nos permite enfrentar los problemas con prudencia y de manera oportuna, de tal manera que lo que antes eran auténticas calamidades, adquieren su verdadero tamaño y comprobamos que, sin comunicación, los pequeños problemas se tornan inmensamente grandes.